23 de febrero de 2017

Fin de Semana en Pirineos. 18-19 febrero 2017
-          
      Eduardo Rucandio
-          Nacho López
-          Raúl Guerra

Por fin tocaba ya uno de esos fines de semana de sol y nieve polvo, uno de esos que nos recuerdan el porqué de nuestra afición, de los que verdaderamente hacen afición. Llevábamos ya tres fines de semana pendientes del parte meteorológico y posponiendo los planes porque parecía que nunca nos iba a respetar el tiempo pero, después de una semana en la que los partes cambiaban todos los días, el jueves 16 al fin se aclaró el asunto. Y como siempre, a última hora conseguimos milagrosamente sitio en el Albergue Quinta Alegre en el Pueyo de Jaca, un lugar muy recomendable para establecer el centro de operaciones en la zona.

La idea era hacer el sábado una ruta un poco larga, y así fue. Salimos a las 9:30 del aparcamiento de Sarrios y a buen ritmo, por la orilluca de las pistas llegamos al collado que da vista al valle de Izas, donde termina una de los telesquíes de la estación. Desde allí ya tenemos a la vista la esbelta Punta Escarra y en una larga diagonal en bajada llegamos a la base el corredor norte que se puede subir hasta prácticamente la mitad con los esquís puestos. Después, tocó portear un ratillo. Por suerte, había una magnifica huella tanto de esquí como de pata que nos facilitó enormemente el ascenso.




Raúl, camino de Punta Escarra

Eduardo, camino de Punta Escarra

Una vez llegamos a la parte superior del corredor teníamos ante nosotros el primer descenso de verdad del día hasta el Ibón de Ip. En esta parte encontramos nieve de todos los tipos…..polvo, algo costra, cremita……Pero lo que más nos impactó del descenso y sobre todo cuando llegamos al Ibón de Ip fue la soledad absoluta y un silencio sepulcral. Ni un pájaro, ni una brizna de viento, era el silencio absoluto y fantástico que siempre buscamos.



Raúl subiendo el corredor norte de Punta Escarra

Bajando al Ibón de Ip

Ahora tocaba poner pieles y subir hasta el collado balsero, 400 metros de desnivel., con un calor sofocante quizá porque subimos como si nos persiguiesen un grupo de caminantes blancos. Una vez en el collado ya vimos la entrada a nuestro objetivo del día, la canal Balsera, que dicen que tiene unos 40-45º, algo más que suficiente para unos esquiadores del montón como nosotros.

Sin embargo, una nieve polvo de esas que por el cantábrico no abundan nos hizo disfrutar del descenso como chones en un barrizal y nos hizo creer que éramos unos freeriders de esos que salen en videos de youtube en Canadá.

Raúl hacia la canal Balsera
Eduardo en pleno descenso hacia la canal balsera

Raúl en el tubo de la canal Balsera
 
Eduardo en el tubo de la canal Balsera

Después, otra vez pieles y pim pam para arriba hasta el Pico Tres Hombres, ya en el entorno de la estación de Formigal por donde descendimos hasta el coche de nuevo. En total, 1700 metros de desnivel, 18 km y 7 horas. No estuvo mal.

Llegando al pico Tres Hombres
El domingo teníamos que hacer algo más cortito, una actividad mañanera para no demorar demasiado el viaje de vuelta, así que escogimos un clásico de la zona en el que ninguno habíamos estado nunca, el Vértice del Anayet. Esta vez partimos desde el parking de Anayet de la estación de esquí en donde enseguida se enfila un precioso valle por el que se asciende cómodamente hasta un plató con varios ibones, ahora congelados, pero que en verano tienen que ser realmente espectaculares. Desde allí ya damos vista a la cumbre que alcanzamos en poco más de una hora.
Subiendo al Vértice de Anayet

En la cumbre del Vértice del Anayet

Raúl en pleno descenso del Vértice
De la bajada tampoco nos podemos quejar….bueno, sí, que fue demasiado corta. Nieve polvo de la buena y en las zonas soleadas, nieve primavera cremita para disfrutar. Como estaba previsto, a las 13:30 estábamos en el coche. . El finde quedó rematado con unos huevos con chorizo en Puentelarreina, que nos los habíamos ganado!!! 

Como habréis podido comprobar, las fotos buenas son las que saca Eduardo, Hay que reconocer que es un artista.

3 comentarios:

  1. Muy buen reportaje,y precioso recorrido que algún día tocara.Me alegro que tendríais suerte con la nieve.Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Muy buen reportaje,y precioso recorrido que algún día tocara.Me alegro que tendríais suerte con la nieve.Un saludo.

    ResponderEliminar