7 de abril de 2015

ALTA RUTA PIRENAICA. SEMANA SANTA 2015 

Esquiadores:
       
-       Juncal Díaz
-          Sergio Seco
-          Eneko Pérez
-          Eduardo Rucandio
-          Raúl Guerra

Se acercaban las vacaciones de Semana Santa y las previsiones de tiempo y nieve no podían ser mejores, así que no hubo que pensárselo mucho. Tocaba una ruta larga, y nada mejor para eso que los Pirineos.

El fin de semana anterior, en el refugio de Urriellu, ya estuvimos haciendo planes y por unanimidad decidimos que nos apetecía subir al gran coloso del pirineo francés, el Vignemale, que además tiene una de las mejores esquiadas del Pirineo. Y ya, de paso, hacer una travesía de tres días a caballo entre el pirineo francés y el español por esa zona.

1ª Etapa: Baños de Panticosa – Pico Bacías – Collado Oulette- Refugio Oulette de Gaube. 1.600 metros desnivel. 15 km.

Preparando los bártulos en Panticosa
La primera etapa comienza en los baños de Panticosa, tomando el camino que asciende, a través de un bonito bosque de pinos, hacia los ibones de Brazatos. Después de alguna duda resuelta con el nuevo GPS de Eduardo, encontramos la huella buena después de portear los esquis unos 30 minutos. La calidad de la nieve es buena y vamos tomando altura a buen ritmo. El día es espectacular, azul, sin viento y radiante.

Tras una paradita para reponer fuerzas, llegamos a la cumbre del Vacías y ya divisamos el descenso que nos espera, 700 metros de buena nieve de frente al Gran Vignemale. Una vez abajo, a los pies de este mastodonte, toca volver a remontar hasta el collado de Oulette donde ya damos vista al Refugio de Gaube, a los pies de la impresionante cara norte del Vignemale. La bajada hasta el refugio no está mal, aunque la gran cantidad de huellas, restos de avalanchas y nieve blanda, la hacen algo “incómoda”.

Llegando al Pico Bacías

En el Valle de Ara, camino del Collado de Oulettes

Una vez en el refugio, ya podemos descansar y disfrutar de una buena cena.

2ª Etapa. Refugio Oulette de Gaube – Refugio Baysellance – Vignemale – Barranco de Ossue- Refugio Oulette de Gaube. 2.000 metros desnivel. 17 km.

Después de un buen desayuno, a las 7:30 nos poníamos en marcha. El día prometía y el sol comenzaba a alumbrar la cumbre del Vignemale. La nieve estba dura y optamos por calzar los crampones en los primeros 400 metros de subida. Así, avanzaríamos más rápidos y seguros. Una vez que la pendiente suavizó, calzamos los esquís hasta el collado de Baysellance.

Subiendo hasta el Collado de Baysellance, con el corredor de Gaube de fondo.

Desde aquí se inicia un corto descenso de unos 100 metros de desnivel hasta encontrar el paso hacia el glaciar de Ossoue, a unos 2.550 metros. Desde aquí, ya damos vista al glaciar que desciende desde las cumbres del Vignemale, Pico Central, Clot de la Hunt y Cervillona. Nos quedan de subir otros 700 metros a lo largo del glaciar que, aunque largo, es bastante cómodo de foquear. La llegada a la cumbre hay que hacerla con crampones y piolet, y desde allí podemos disfrutar de unas vistas espectaculares.

Entrando en el glaciar de Ossoue

Cumbre del Vignemale

El descenso, hasta el fondo del barranco de Ossoue, es de los que recordaremos mucho tiempo, 1.200 metros de descenso continuo. Bueno, salvo un pequeño “salto” que a Eduardo y a Raúl se les “atragantó” un poco……..jejeje.

Una vez en el fondo del barranco, tocaba remontar otra vez hasta el collado de Baysellance, 700 metros de ascenso bajo un sol inmisericorde. Otra bajada desde este collado con nieve mejor de la esperada hasta el refugio de Gaube, nos deja un sabor de boca inmejorable para la jornada.

3ª Etapa: Refugio Oulette de Gaube – Collado de Oulettes - Collado de Arratille - Refugio Wallon-Paso de Marcadau – Refugio Bachimaña – Baños de Panticosa. 1.700 metros. 18 Km.

A las 7:30 de la mañana nos ponemos otra vez en marcha. Después de una tortuosa subida hasta el collado de Oulettes debido a las huellas, restos de avalanchas y la nieve dura, descendemos de nuevo hasta el Valle de Ara. Desde allí ascendemos cómodamente hasta el collado de Arratille.

Refugio de Wallon. Al fondo el paso de Marcadau.

Una bonita bajada de 600 metros, entre pinos y lagos, nos deja en el refugio de Wallon, a 2.000 metros.


Solo nos queda una última subida, de 800 metros, hasta el paso de Marcadau y el pico de Muga. La subida es larga y cómoda, pero otra vez el calor hace acto de presencia y nos la hace durilla. Una corta subida desde el Paso de Marcadau hasta el pico de Muga nos abre paso a una bajada espectacular hasta el lago de Bachimaña, totalmente congelado y con unas formas y grietas espectaculares.

Embalse de Bachimaña, totalmente congelado.

Tras un descanso en el Refugio de Bachimaña, tomamos fuerzas y bajamos hasta los Baños de Panticosa porteando casi todo el camino.

Llegando a Baños de Panticosa.



Y aquí acabó la aventura, cansados pero contentos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario