23 de agosto de 2013

Pico Gran Quayrat 3.060m, cara O vía Ravier M.D

             Otra vez el maldito despertador vuelve a sonar a las 6,30 y otra vez hace buen tiempo así que para arriba. Esta vez la vía escogida es la abierta por los Ravier en la cara oeste del Gran Quayrat. 12 largos en una muralla de 500 metros que no tenemos muy claro por donde va, sobre todo los largos superiores. También nos preocupaba el frío ya que, por su orientación, hasta el medio día no nos iba a dar el sol. El día anterior habíamos pasado frío en los largos superiores que escalamos a la sombra.

            La primera parte del camino es común a la del día anterior pero sin desviarnos del camino que sube al refugio del Portillón, que lo haremos más arriba guiados por la cara oeste de Gran Quayrat. Nos asombra el enlosado del camino ¡que trabajo tiene que haber llevado hacerlo!

Cara oeste del Gran Quayrat
           
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 Una vez situados debajo del pico localizamos los primeros largos y para ir más rápidos, decidimos escalar alternado cada  tres largos. No hace tanto frío y en cuanto empieza la acción sube la temperatura. Los primeros largos son de V,V+ y V, hay algún clavo que te indica el camino pero su antigüedad no los hace muy fiables. Las reuniones son cómodas. El cuarto largo comienza por una fisura peleona de V+ o 6 a+ dependiendo del croquis. Antiguamente tenía un clavo, como hemos visto en una foto, pero en la actualidad está limpio. El quinto y sexto son de IV y IV+ y se llega a una pequeña brecha donde empieza la segunda parte de la vía.
 

 
 1 largo.



 

           
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
4 largo.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
5 largo
 
En nuestro croquis nos marcaba que nos teníamos que bajar unos 80 metros y continuar por un largo de V para cinco largos después salir por la izquierda de la cumbre. Para allá fuimos sin encontrar el largo de V pero escalando dos largos que nos llevaron a una canal pedregosa y ahí se acabó la historia. Subimos a la cumbre trepando y disfrutamos de un maravilloso día. Por cierto habíamos tenido la compañía de decenas de Halcones Abejeros que estaban atravesando los Pirineos para ir a invernar  a otras tierras más cálidas y acogedoras. También vino a saludarnos el Quebrantahuesos.

Tras las fotos de rigor y la identificación de cumbres empezamos la bajada a las tiendas que se veían muy pero que muy abajo. El descenso se nos hizo muy largo sobre todo por el calor que hacía pero más fácil de encontrar el camino de lo que pensábamos. Llegamos a tiempo de un baño en el lago donde descubrimos que ya no estábamos solo. Era sábado y bastante genta había subido a acampar y disfrutar de estos bellos paisajes.
 




 

 
 
Llegando a la cumbre y cumbre
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Bajada con el lago Saussat y Espingo a los pies
 
Al igual que el día anterior hicimos comida y cena seguidas y a descansar que ya se notaban los días de actividad.

Al día siguiente el despertador no sonaría y lentamente, con la tarea hecha, fuimos secando y recogiendo las cosas para ponernos en camino hacia abajo. Nos quedamos sorprendidos de la decenas de personas que subía al lago de Oo parecía el Cares. En el coche tiramos las cosas y al río a bañarnos que la sudada era considerable y los hombros bajaban hechos polvo del peso de la mochila. El baño y la cerveza de rigor nos hizo revivir pero la felicidad no pudo ser completa ya que al decir que queríamos comer no dijeron que la cocina estaba cerrada ¡eran las tres menos cuarto de un domingo soleado de verano!

20 de agosto de 2013

Pico Spijeoles (3065 m). Vía: Gran Diedro D.sup.

Después del intenso día de actividad en el Midi D´Ossau y la noche movidita por la tormenta, con caída de rayo en las cercanías de donde estábamos durmiendo, el día amaneció raro con pronóstico malo. Decidimos cambiar de zona e irnos para Francia a la región de Luchón. Recorrimos en coche las carreteras pirenaicas francesas aunque desistimos de ir por los puertos porque la niebla los hacía muy monótonos. Por el camino fuimos viendo los destrozos que la inundaciones de junio habían hecho también en el Pirineo francés. La llegada a Granges d´Astau fue deprimente por la lluvia y la niebla menos mal que había una gite d´etape donde pudimos dormir y ducharnos. El tiempo para el día siguiente no era muy bueno pero con tendencia a la mejoría.
            Al día siguiente salimos en dirección al refugio de Espingo con mochilón por subir la tienda y todos los trastos. La subida al lago de Oo es por una pista que transcurre dentrode un bosque de tal manera que a pesar de que llovía el agua se quedaba en las hojas y no mojaba. El lago de Oo es una maravilla y más teniendo en cuenta la cascada que hay al fondo. A partir de aquí el camino que sube al refugio de Espingo se empina más pero sigue siendo igual de bonito.

Subida al Lac d´Oo
            Los carteles de prohibido acampar nos hace que subamos al lago Saussat para escondernos un poco. Días después descubriríamos que es una zona de acampada de franceses de todo tipo y condición. El día seguía nublado y amenazando lluvia y nos costaba creer  que mejoraría.
            A las 6,30 sonó el despertador y el día era radiante eso si todo estaba húmedo y con gran sensación de frío. Rápidamente nos pusimos en pie y salimos en busca del Gran Diedro del Spijeoles. La aproximación al pico tiene su cosa ya que hay que darse un pateo interesante. El camino al principio es muy cómodo pero un poco antes de llegar a una pasarela hay que desviarse por un sendero hacia la derecha siguiendo la subida al Spijeoles por su ruta normal. El Gran Diedro es evidente y bastante más arriba nos desviaremos hacia él. Un gran nevero, que no contábamos con él, se encuentra en su base. Después de un intento de subirlo con piolets de fortuna decidimos esquivarlo por la derecha y luego hacer una travesía sencilla  para llegar a la vía.
      

Gran diedro
La orientación de la vía es Este así que a pie de vía estábamos ya tomando el sol y comentando la altura a la que estábamos que era como empezar a escalar en la cima de Torre Cerredo. La vía son 9 largos todos ellos de dificultad parecida habiendo solo un paso de V. Además hay bastantes clavos a lo largo de la vía así como reuniones montadas eso si hay que prestar atención a la presencia de cordadas por encima porque pueden tirar piedras. Al final acabas en una brecha desde donde se sube a la cumbre. En nuestro caso pudimos admirar de unas maravillosas vistas en un día espléndido.

Primer largo

5 largo
Penúltimo largo





Cumbre del Spijeoles
            El descenso es por la ruta normal siguiendo hitos, oyendo a las marmotas y disfrutando de una montaña bastante interesante que además está plagada de vías de escalada como pudimos ver en una guía que nos enseñó un francés. Al atardecer llegamos a la tienda a disfrutar de un remojo de pies en el lago y de una comida-cena que había hambre.

Más fotos en:

19 de agosto de 2013

Espolón este a la aguja Jolly del Midi D´Ossau.

Una semana libre nos dio para realizar un bonito viaje por los Pirineos franceses. Como empieza a ser habitual la organización del viaje la realizamos metidos en el coche al son de los acordes heavys. La intención era pasar los primeros días acampados en las cercanías del lago de Pombie así que dormiríamos la primera noche en el puerto del Portalet.

Midi

                A las 6.30 sonó el despertador, observando unas nubes altas momento en el cual nos dimos cuenta que ninguno había mirado el tiempo meteorológico. Al hacerlo nos dimos cuenta que daban malo para el día siguiente así que rehicimos los planes y subiríamos sólo un día que suponíamos que sería largo. Ángel, conocedor de las vías, nos convenció para hacer el espolón este de la aguja Jolly. Una vía de 400 metros abierta por los Ravier y el largo más difícil de 6b/6 a+. Bajamos hasta el parking de Anéou y empezamos a caminar por la bonita subida al refugio de Pombie, atravesando praderas con gran cantidad de vacas y ovejas en contraste con la vertiente con la parte española que no se ven muchos animales domésticos.
                En el collado del Soum de Pombie el aspecto del Midi es soberbio. Esta antigua chimenea volcánica, formada por magma solidificado, quedó a la vista al erosionarse el volcán y es una de las cimas más significativas de los Pirineos a pesar de no alcanzar los tresmil metros. La montaña está formada por varias puntas de roca oscura, compacta y vertical y sus dimensiones sólo se aprecian cuando ves a los escaladores metidos en la pared pareciendo puntitos diminutos.
                En el refugio dejamos una mochila y nos encaminamos a la vira de hierba del Pombie Souzon por la que asciendes hasta en comienzo del primer largo. Éste empieza por un pequeño desplome de V+ para ir despertando los brazos. 

1 largo
A continuación viene un diedro y al final de éste se monta reunión a su izquierda en un sitio no muy cómodo para tres. A éstas alturas nos queda claro que la vía tiene muy buena pinta vertical y compacta como nos habían prometido. El tercer largo es en travesía de adherencia y poco para manos, ideal para un ataque de alergia. 

3 largo
4 largo

Los dos largos siguientes son muy disfrutones y relajados para llegar al sexto que es el más complicado de la vía. Una fisura vertical y recta que se protege bien pero que hay que apretar de lo lindo y más en ese tipo de roca. Por cierto la vía tiene algún cordino y clavos pero muy antiguos así que hay que subir material hasta para reforzar las reuniones. A estas alturas del día el cielo azul nos había dejado y las nubes nos empezaban a envolver. En la travesía del siguiente largo incluso empezó a llover algo aunque por fortuna paró pero hizo que nos pusiésemos algo nerviosos. Los dos últimos largos son por chimeneas verticales que todavía guardan sorpresas y pasos apretones.

6 largo

Último largo

                Por fin llegamos a la brecha y de ahí a la cumbre es una corta trepada. Desde la aguja de Jolly miramos hacia arriba y nos damos cuenta de lo que queda a la cumbre principal. Hemos escalado nueve largos y todavía queda un montón a la cumbre. Tras las fotos de rigor hacia abajo.

Cumbre

                Si la subida fue vertical la bajada no se queda atras sobre todo teniendo en cuenta que salvo el rapel de la brecha la hicimos entera destrepando. Es una vira con mucho patio y donde algunos clavos, hitos y cordinos te indican el descenso y por supuesto no vale caerse.

                Con las últimas luces llegamos al refugio cenamos algo rápido con una cervecita y nos echaron porque se tenían que acostar. Esto es Francia.

https://picasaweb.google.com/lfran68/EspolonEsteMidiDOssau#