20 de agosto de 2013

Pico Spijeoles (3065 m). Vía: Gran Diedro D.sup.

Después del intenso día de actividad en el Midi D´Ossau y la noche movidita por la tormenta, con caída de rayo en las cercanías de donde estábamos durmiendo, el día amaneció raro con pronóstico malo. Decidimos cambiar de zona e irnos para Francia a la región de Luchón. Recorrimos en coche las carreteras pirenaicas francesas aunque desistimos de ir por los puertos porque la niebla los hacía muy monótonos. Por el camino fuimos viendo los destrozos que la inundaciones de junio habían hecho también en el Pirineo francés. La llegada a Granges d´Astau fue deprimente por la lluvia y la niebla menos mal que había una gite d´etape donde pudimos dormir y ducharnos. El tiempo para el día siguiente no era muy bueno pero con tendencia a la mejoría.
            Al día siguiente salimos en dirección al refugio de Espingo con mochilón por subir la tienda y todos los trastos. La subida al lago de Oo es por una pista que transcurre dentrode un bosque de tal manera que a pesar de que llovía el agua se quedaba en las hojas y no mojaba. El lago de Oo es una maravilla y más teniendo en cuenta la cascada que hay al fondo. A partir de aquí el camino que sube al refugio de Espingo se empina más pero sigue siendo igual de bonito.

Subida al Lac d´Oo
            Los carteles de prohibido acampar nos hace que subamos al lago Saussat para escondernos un poco. Días después descubriríamos que es una zona de acampada de franceses de todo tipo y condición. El día seguía nublado y amenazando lluvia y nos costaba creer  que mejoraría.
            A las 6,30 sonó el despertador y el día era radiante eso si todo estaba húmedo y con gran sensación de frío. Rápidamente nos pusimos en pie y salimos en busca del Gran Diedro del Spijeoles. La aproximación al pico tiene su cosa ya que hay que darse un pateo interesante. El camino al principio es muy cómodo pero un poco antes de llegar a una pasarela hay que desviarse por un sendero hacia la derecha siguiendo la subida al Spijeoles por su ruta normal. El Gran Diedro es evidente y bastante más arriba nos desviaremos hacia él. Un gran nevero, que no contábamos con él, se encuentra en su base. Después de un intento de subirlo con piolets de fortuna decidimos esquivarlo por la derecha y luego hacer una travesía sencilla  para llegar a la vía.
      

Gran diedro
La orientación de la vía es Este así que a pie de vía estábamos ya tomando el sol y comentando la altura a la que estábamos que era como empezar a escalar en la cima de Torre Cerredo. La vía son 9 largos todos ellos de dificultad parecida habiendo solo un paso de V. Además hay bastantes clavos a lo largo de la vía así como reuniones montadas eso si hay que prestar atención a la presencia de cordadas por encima porque pueden tirar piedras. Al final acabas en una brecha desde donde se sube a la cumbre. En nuestro caso pudimos admirar de unas maravillosas vistas en un día espléndido.

Primer largo

5 largo
Penúltimo largo





Cumbre del Spijeoles
            El descenso es por la ruta normal siguiendo hitos, oyendo a las marmotas y disfrutando de una montaña bastante interesante que además está plagada de vías de escalada como pudimos ver en una guía que nos enseñó un francés. Al atardecer llegamos a la tienda a disfrutar de un remojo de pies en el lago y de una comida-cena que había hambre.

Más fotos en:

No hay comentarios:

Publicar un comentario