27 de abril de 2013


La Morra. Canal de Las Balas y Corredor Norte.
El fin de semana del 20 de abril vino precedido de buenos augurios climatológicos, así que nos decidimos a hacer algo de nieve, hielo o lo que nos deparase este año tan poco productivo. Año de mucha nieve y pocas posibilidades, un año estupendo para los palilleros, pero bastante aciago para los que no le damos a las tablas.
Tras dudar entre La Morra y el Friero, nos decidimos por la primera. Así haríamos también la Canal de las Balas, y además el Friero mantiene las condiciones durante más tiempo, lo que nos podría permitir acometer esta empresa más adelante.
A las 3:30 del sábado quedamos Luis y Goyo en Unquera y sobre las 5:30 comenzábamos la aproximación al refugio de Urriello desde Pandébano con la carga consabida: las cuerdas, unos tornillos, algunos  friends y fisureros... En fin, la clásica mochilada de invierno llena de cachivaches que  luego no sabes si vas a utilizar.
Bastante animación en el refugio, la mayoría esquiadores. Cada vez es más evidente la regresión del del alpinismo, alpinistas sólo nosotros y una cordada más que iría a la zona de Neverón de Urriello. Después de una  breve charla con Tomás, el guarda, un atracón de cena bien regado por un reserva del 2002 que nos ayudó a dormir como niños.
Es realmente cómodo tener la vía a pie de la cama, así que decidimos no madrugar mucho, el desayuno a las 7. Una vez pertrechados nos plantamos en unos minutos al pie de la Canal de las Balas. Nieve dura que nos permitía progresar perfectamente. Encontramos un resalte con una pequeña rimaya que no nos supuso ningún problema y en poco tiempo llegamos a lo alto del corredor, donde la falta de nieve hizo de los últimos metros un terreno mixto algo más delicado.

Espectáculo grandioso desde el collado y preciosa vista del corredor norte de La Morra, a donde nos dirigimos después de bajar las empinadas laderas que dan al Jou tras el Picu.

Una vez superado el cono de deyección del corredor, las condiciones siguen siendo buenas, así que llegamos hasta un primer bloque muy enterrado de nieve que superamos por la derecha fácilmente.
La ascensión nos planta delante de un espolón rocoso con una fina capa de nieve-hielo que pasamos por la derecha y luego nos obliga a hacer una pequeña travesía en mixto hacia la izquierda que nos exige mucha atención.


El corredor se encajona más y nos enfrenta al último y más delicado paso de la escalada. Valoramos sacar la cuerda, pero finalmente se impone el estilo Felices y allí vamos. Ayudándonos del delicado verglás, la nieve poco consistente de la salida y la roca limpia que te permite apoyar las manos logramos superarlo sin más problemas, y a partir de aquí ya es un paseo que nos deja en el collado.
 Vistas preciosas para todos los lados, merece la pena haber subido hasta aquí. 100 metros más de roca vertical pero fácil nos lleva hasta la aérea cumbre de La Morra. Ya sólo nos queda bajar por la Canal de Lebaniegos llenos de buenas sensaciones. 

Más fotos en:
 https://picasaweb.google.com/lfran68/LaMorraCanalDeLasBalasYCorredorNorte

1 comentario:

  1. Esa actividad mr suena, la última vez nos buscaron en helicóptero, además, fue la última actividad invernal antes de emigrar, buenos recuerdos (Mayo 2010). Un saludo chavales

    ResponderEliminar