25 de enero de 2012

Cascadas de hielo. Norte del Curavacas

El fin de semana estuvimos por las cascadas de hielo de la cara norte del Curavacas. No estaban a tope de hielo pero como estábamos sólos había más que de sobra. La subida por la cara sur sin nieve.
Ahí teneis unas fotos para que os hagais una idea.
Más fotos en:
https://picasaweb.google.com/lfran68/Curavacas

7 de enero de 2012

Punta Escarra (2.761 metros). Corredor norte.

Escaladores:

- Luis Felices.

- Raúl Guerra

Después de las clásicas comilonas de Navidad y Año Nuevo, ya había ganas de mover un poco el esqueleto y de pisar un poco de nieve, y como por la Cordillera y por Picos de Europa el panorama no es muy bueno, Luis y yo, aprovechando unos días de vacaciones decidimos hacer una escapadita al Pirineo.

Corredor norte

Allí tampoco se puede decir que la situación de nieve sea muy boyante, pero bueno, habría que intentarlo. Además el parte de tiempo era muy bueno. Nos decidimos por hacer el corredor norte de la Punta Escarra, que no tiene muchas complicaciones y para empezar la temporada podría estar bien. Así que el lunes día 2 de enero salimos por la tarde con idea de dormir en uno de los “Refugios Oficiales de ALTAI”, el que tenemos asignado al Valle de Tena, una cuadra semi-abandonada en el pueblo de Piedrafita de Jaca, un lugar con mucho encanto por la cantidad de ruidos de animales que se oye.

Al día siguiente madrugamos y a las 8:30 ya estábamos en el parking de Sarrios, en la estación de esquí de Formigal. Teníamos que subir hasta el collado de Izas y después realizar una larga travesía casi horizontal hasta la boca del corredor. Del parking hasta el collado de Izas subimos bastante rápido por las pistas de esquí aún vacías, Luis en raquetas y yo con los esquís de travesía, apenas una hora, y en otra hora más ya estábamos a pie de corredor.

Subiendo por el corredor norte

Allí dejamos raquetas y esquís y nos preparamos para el corredor. La primera parte del corredor son 400 metros de desnivel de apenas 40-50º, que se suben tranquilamente sin encordar y casi andando. El único problema………que hubo que abrir huella de abajo a arriba. En algunos tramos la nieve estaba dura pero en otros era polvo o costra. Este corredor es esquiable, eso sí, con buena nieve y sabiendo esquiar muyyyy bien. Lanzo el reto a los CAMPURRIANOS.

Pasando un resalte en la arista

Una vez acabado el corredor, comienza la parte más interesante, una arista de roca y nieve no muy complicada pero espectacular sobre todo poque estaba tapizada de nieve y hielo de la ventisca de los días anteriores. Para subir, sacamos la cuerda un par de veces por precaución y porque parecía que había menos nieve de la que en realidad había y para bajar hicimos un rapel de 30 metros.

Cumbre

Y a la vuelta, pudimos disfrutar otra vez de la estación de Formigal vacía al anochecer y hacer una bajadita completamente solos, bueno, yo esquiando y Luis raqueteando.

Al día siguiente teníamos previsto escalar en las cascadas de hielo de Canal Roya pero amaneció nevando y con mucho viento y nos decantamos por un paseo por la zona. Para desesperación nuestra a las 10,30 despejó y quedó un día radiante.

Más fotos en:

https://picasaweb.google.com/lfran68/PuntaEscarra

2 de enero de 2012

Norte del Escamellao (2.075 m)

En vísperas del cambio de año decidimos darnos una vuelta por Picos a disfrutar de la "nevada". La crisis nos afecta hasta en la nieve aunque ésta última tiene mejor pinta que la económica.
Hasta las Vegas de Sotres llegamos sin problemas salvo por un ruido rarísimo y fuerte que salía del motor del coche pero está claro que el Toledo no se rompe ni cuando hace esos ruidos.

Norte del Escamellao
La subida a pie de la cara norte estaba tapizada por la poca nieve que había caído el día anterior y que sólo servía para dar patinazos y tropezones. Se veían muy marcadas tres corredores y nos fuimos por el del centro ya con los crampones puestos. La subida fue un "pim-pam pa rriba" y al haber poca nieve algunos resaltes nos alegraron la subida. El hielo brillaba por su ausencia y el poco que había, después de os correspondientes pioletazos, desapareció valle abajo. En la parte final la nieve no estaba transformada y hubo que abrir huella.




Subiendo por el corredor
Lo mejor del día la espectaculares vistas desde la cumbre y el reconocimiento de que esta cumbre es realmente bonita y de que no vamos mucho a ella.

La bajada para olvidar; zuecos kilométricos, rocas que patinaban... lo mejor para que alguno estrenase el ligamento que le ha traído Papa Noel.

Feliz Año a todos.