5 de junio de 2011

Vía Cepeda, Naranjo de Bulnes

Este fin de semana nos juntamos cuatro con ganas de escalar y andar un poco. Elegimos el Naranjo de Bulnes por su aproximación y porque es una bonita forma de ir cogiendo el ritmo. De todas sus vías la elegida fue la “Cepeda”, vía clásica y muy disfrutona.
Al mediodía y sin prisas salimos para Sotres y sobre las cuatro comenzamos la subida a Urriello. Es sorprendente llegar a este refugio y sólo ver a 9 personas contándonos a nosotros. El motivo de tan poca gente suponemos que es el cierre y ausencia de guarda en el refugio. A pesar de ser tan pocos decidimos buscar la tranquilidad y vistas del refugio que Altai tiene en la zona. El atardecer, como siempre, fue espectacular con el Naranjo “encendido” por las luces del sol poniéndose.
Impresionantes vistas desde el "refugio" vivac de Altai

La estrategia para el día siguiente sería madrugar mucho para evitar las tormentas que habían pronosticado. Así que a las 8 de la mañana llegábamos a pie de vía, que al ser Este ya estaba siendo calentada por el sol y media hora más tarde empezábamos la ascensión.
Recorrido de la vía y primer largo

Como es característico en esta cara, la roca es excepcional y compacta, por lo que progresábamos rápido en un día despejado y radiante.
Segundo y tercer largo, en la famosa "Y", todavía al solete

Pero todo empezó a cambiar y al llegar al paso de V+, el mítico “rompetobillos” ya teníamos la tormenta encima y la lluvia empezaba a mojar la roca. A toda leche superamos este paso y salimos por el agujero empapados hasta los huesos y helados de frío.
En el cuarto largo y saliendo por el agujero, ya con la tormenta descargando

Con gran pena, sobre todo para Sergio, ya que habría sido su primera ascensión a esta montaña, tuvimos que renunciar a hacernos la foto en la cumbre. Además este domingo había sido escogido por la asociación RedMontañas, a la cual pertenece Altai, para reivindicar la paralización de los proyectos esquí-urbanísticos de San Glorio y Castanesa y nuestra intención hubiese sido aportar nuestro granito de arena con la foto en la cumbre. No pudo ser y nos la hicimos donde llegamos.
Foto para RedMontañas y empezando a rapelar

Por fortuna la tormenta paró y a pie de vía llegamos casi secos. Sorprende ver en que poco tiempo se llenan los canalizos de aguas y se forman pequeñas cascadas. Como curiosidad decir que estuvimos solos en el Naranjo, no había nadie en la este ni en la sur y suponemos que en el resto de las caras menos. Los rápeles los hicimos sin gente algo que no nos había pasado nunca. Solamente al llegar al lugar donde habíamos dejado las cosas una cordada empezaba a escalar “espejismo de verano” Llegamos al refugio y aquí la soledad se nos hacían hasta molesta. No había nadie eso si a los 5 minutos estaban todas nuestras cosas desperdigadas y ya parecía “otra cosa”. No conseguimos secar todo así que nos tocó bajar unos cuantos kilos de agua de más. La bajada fue tranquila pero al empezar a bajar de Pandébano la segunda tormenta del día nos pescó y calados llegamos al coche. ¡Para que luego digan que los del “tiempo” no aciertan!
Secando los trastos y protegiéndonos de la segunda tormenta del día, al lado del coche


Fotos en: https://picasaweb.google.com/lfran68/LaCepedaNaranjoDeBulnes#

1 comentario:

  1. Hola

    Mi nombre es Paulina y administro un directorio y buscador de webs y blogs. Me ha gustado mucho http://gmaltai.blogspot.com, me gustaria intercambiar enlaces. Puedo agregar tu pagina en nuestro directorio para que así mis visitantes puedan visitarla tambien.

    Si te interesa, escribeme al mail: p.cortez80@gmail.com

    Saludos
    Pau

    ResponderEliminar