20 de marzo de 2014



 Norte de Peñas Malas. Vía “por los nuevos tiempos”
Otro fin de semana bueno así que, solapamos los calendarios y horarios de las obligaciones de cada uno, y el resultado es que sólo podemos desde el viernes a las 7 de la tarde hasta el sábado. Nos decantamos por volver a Peñas Malas donde hemos ido un par de veces con resultados negativos. En Cardaño de Arriba tenemos un refugio de la “Red de Refugios de Altai” y por el camino varios restaurantes donde cenar decantándonos por Cerveza.
Ya de noche llegamos a Cardaño después de esquivar en la carretera potros, ciervos, vacas,... sólo faltó el oso. Cansaditos nos metimos al saco pero alguien estaba pendientes de nosotros; el zorro. Vaya nochecita que nos dio el amigo con dos apariciones; al poco de acostarnos y a las 5 de la mañana. Nos robó el jamón serrano, listo el bicho porque tenía para escoger frutas, barritas, etc. estuvo a punto de llevarse una de las playeras que le lanzamos e incluso cuando no levantamos se dirigió a los sacos, que habían quedado libres y calentitos. No se puede decir que durmiéramos mucho pero nos reímos con lo vivido.
Por los viejos tiempos
Por los nuevos tiempos.
                                  
 Al amanecer salimos para arriba al principio por el camino sin nieve hasta llegar a la misma que estaba dura lo que hizo que la subida al collado fuera un paseo con crampones. En el mismo nos encontramos con otro chaval que también iba a la norte de Peñas Malas. Bajando comprobamos que la vía “por los viejos tiempos” tenían un montón de hielo así que para allá fuimos. Lo que pasa es que la vía “por los nuevos tempos” no la veíamos y al hacerlo descubrimos una goullote perfectamente formada y muy estética, así que cambiamos de objetivo. Es una pena que solo sea un largo porque disfrutamos como enanos; buen hielo y además una temperatura buenísima para escalar. La continuación son campas de nieve que salen a cumbre donde disfrutamos de un día  maravilloso de sol. 
  
1 largo
2 Largo











Fin del primer largo
 Pensamos bajar otra vez a la cara norte y hacer la otra vía, pero al final nos bajamos para volver tranquilamente, y de día, a casa. Además no fuese que el zorro nos hubiera hecho un puente al coche y nos lo hubiera robado.



  
Cumbre
Más fotos: