24 de diciembre de 2013

Valdecebollas


 Ayer lunes nos fuimos en busca del hielo a Valdecebollas y aquí teneis unas imágenes de como están las cascadas. En la zona de la Ola el mejor hielo está en la parte izquierda de la misma. La parte derecha escasea y está muy picada.



























Luego nos fuimos a la parte derecha donde escalamos la columna con la cuerda por arriba y duchándonos en la primera parte.










 

El día fue complicado por las condiciones climáticas, parecia el Ben Nevis,  pero fue excepcional en cuanto a la soledad. Hacía mucho tiempo que no estábamos solos en Valdecebollas si exceptuamos a un chaval que apareció por allí pero se fue al poco. Al final acabamos ateridos de frío y cubiertos de una fina capa de hielo pero contentos.

Feliz Navidad a todo el mundo




16 de diciembre de 2013

Condiciones en Peña Prieta y Cubil del Can

Este sábado por la tarde salimos para San Glorio con idea de ir a la cara norte de Peña Prieta el domingo y ver si se podía hacer algo. A las siete y media de la mañana saliamos para el collado de Robadorio. A pesar de la hora no hacía frío y como es típico nos cogió el amanecer subiendo al Portillo de las Yeguas. El Coriscao y los Picos rojos por la luz del amanecer, nos anima a seguir aunque la aparición de la cara norte de Peña Prieta nos sorprende por lo seca que está.


 













 Norte de Peña Prieta

Al acercarnos más nos damos cuenta que no hay nada así que cambio de planes y nos vamos a la norte del Cubil del Can a ver lo que se podía hacer. De las limitadas podibilidades nos decantamos por una cascada de 30 metros de altura que tenia buen hielo. Como había ganas de pinchar algo de hielo nos dedicamos a subir y bajarla por todos los lados para ir desentumeciendo los gemelos y recordar lo que era poner tornillos de hielo.
 















 













A media tarde salimos a la arista para tomar el sol y comer tranquilamente.Volvemos a disfrutar de un maravilloso día con una vistas espectaculares y amplísimas. En el regreso nos coje la noche lo que nos permite ver el atardecer y a última hora, un paseo a la luz de la luna llena



23 de agosto de 2013

Pico Gran Quayrat 3.060m, cara O vía Ravier M.D

             Otra vez el maldito despertador vuelve a sonar a las 6,30 y otra vez hace buen tiempo así que para arriba. Esta vez la vía escogida es la abierta por los Ravier en la cara oeste del Gran Quayrat. 12 largos en una muralla de 500 metros que no tenemos muy claro por donde va, sobre todo los largos superiores. También nos preocupaba el frío ya que, por su orientación, hasta el medio día no nos iba a dar el sol. El día anterior habíamos pasado frío en los largos superiores que escalamos a la sombra.

            La primera parte del camino es común a la del día anterior pero sin desviarnos del camino que sube al refugio del Portillón, que lo haremos más arriba guiados por la cara oeste de Gran Quayrat. Nos asombra el enlosado del camino ¡que trabajo tiene que haber llevado hacerlo!

Cara oeste del Gran Quayrat
           
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 Una vez situados debajo del pico localizamos los primeros largos y para ir más rápidos, decidimos escalar alternado cada  tres largos. No hace tanto frío y en cuanto empieza la acción sube la temperatura. Los primeros largos son de V,V+ y V, hay algún clavo que te indica el camino pero su antigüedad no los hace muy fiables. Las reuniones son cómodas. El cuarto largo comienza por una fisura peleona de V+ o 6 a+ dependiendo del croquis. Antiguamente tenía un clavo, como hemos visto en una foto, pero en la actualidad está limpio. El quinto y sexto son de IV y IV+ y se llega a una pequeña brecha donde empieza la segunda parte de la vía.
 

 
 1 largo.



 

           
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
4 largo.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
5 largo
 
En nuestro croquis nos marcaba que nos teníamos que bajar unos 80 metros y continuar por un largo de V para cinco largos después salir por la izquierda de la cumbre. Para allá fuimos sin encontrar el largo de V pero escalando dos largos que nos llevaron a una canal pedregosa y ahí se acabó la historia. Subimos a la cumbre trepando y disfrutamos de un maravilloso día. Por cierto habíamos tenido la compañía de decenas de Halcones Abejeros que estaban atravesando los Pirineos para ir a invernar  a otras tierras más cálidas y acogedoras. También vino a saludarnos el Quebrantahuesos.

Tras las fotos de rigor y la identificación de cumbres empezamos la bajada a las tiendas que se veían muy pero que muy abajo. El descenso se nos hizo muy largo sobre todo por el calor que hacía pero más fácil de encontrar el camino de lo que pensábamos. Llegamos a tiempo de un baño en el lago donde descubrimos que ya no estábamos solo. Era sábado y bastante genta había subido a acampar y disfrutar de estos bellos paisajes.
 




 

 
 
Llegando a la cumbre y cumbre
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Bajada con el lago Saussat y Espingo a los pies
 
Al igual que el día anterior hicimos comida y cena seguidas y a descansar que ya se notaban los días de actividad.

Al día siguiente el despertador no sonaría y lentamente, con la tarea hecha, fuimos secando y recogiendo las cosas para ponernos en camino hacia abajo. Nos quedamos sorprendidos de la decenas de personas que subía al lago de Oo parecía el Cares. En el coche tiramos las cosas y al río a bañarnos que la sudada era considerable y los hombros bajaban hechos polvo del peso de la mochila. El baño y la cerveza de rigor nos hizo revivir pero la felicidad no pudo ser completa ya que al decir que queríamos comer no dijeron que la cocina estaba cerrada ¡eran las tres menos cuarto de un domingo soleado de verano!

20 de agosto de 2013

Pico Spijeoles (3065 m). Vía: Gran Diedro D.sup.

Después del intenso día de actividad en el Midi D´Ossau y la noche movidita por la tormenta, con caída de rayo en las cercanías de donde estábamos durmiendo, el día amaneció raro con pronóstico malo. Decidimos cambiar de zona e irnos para Francia a la región de Luchón. Recorrimos en coche las carreteras pirenaicas francesas aunque desistimos de ir por los puertos porque la niebla los hacía muy monótonos. Por el camino fuimos viendo los destrozos que la inundaciones de junio habían hecho también en el Pirineo francés. La llegada a Granges d´Astau fue deprimente por la lluvia y la niebla menos mal que había una gite d´etape donde pudimos dormir y ducharnos. El tiempo para el día siguiente no era muy bueno pero con tendencia a la mejoría.
            Al día siguiente salimos en dirección al refugio de Espingo con mochilón por subir la tienda y todos los trastos. La subida al lago de Oo es por una pista que transcurre dentrode un bosque de tal manera que a pesar de que llovía el agua se quedaba en las hojas y no mojaba. El lago de Oo es una maravilla y más teniendo en cuenta la cascada que hay al fondo. A partir de aquí el camino que sube al refugio de Espingo se empina más pero sigue siendo igual de bonito.

Subida al Lac d´Oo
            Los carteles de prohibido acampar nos hace que subamos al lago Saussat para escondernos un poco. Días después descubriríamos que es una zona de acampada de franceses de todo tipo y condición. El día seguía nublado y amenazando lluvia y nos costaba creer  que mejoraría.
            A las 6,30 sonó el despertador y el día era radiante eso si todo estaba húmedo y con gran sensación de frío. Rápidamente nos pusimos en pie y salimos en busca del Gran Diedro del Spijeoles. La aproximación al pico tiene su cosa ya que hay que darse un pateo interesante. El camino al principio es muy cómodo pero un poco antes de llegar a una pasarela hay que desviarse por un sendero hacia la derecha siguiendo la subida al Spijeoles por su ruta normal. El Gran Diedro es evidente y bastante más arriba nos desviaremos hacia él. Un gran nevero, que no contábamos con él, se encuentra en su base. Después de un intento de subirlo con piolets de fortuna decidimos esquivarlo por la derecha y luego hacer una travesía sencilla  para llegar a la vía.
      

Gran diedro
La orientación de la vía es Este así que a pie de vía estábamos ya tomando el sol y comentando la altura a la que estábamos que era como empezar a escalar en la cima de Torre Cerredo. La vía son 9 largos todos ellos de dificultad parecida habiendo solo un paso de V. Además hay bastantes clavos a lo largo de la vía así como reuniones montadas eso si hay que prestar atención a la presencia de cordadas por encima porque pueden tirar piedras. Al final acabas en una brecha desde donde se sube a la cumbre. En nuestro caso pudimos admirar de unas maravillosas vistas en un día espléndido.

Primer largo

5 largo
Penúltimo largo





Cumbre del Spijeoles
            El descenso es por la ruta normal siguiendo hitos, oyendo a las marmotas y disfrutando de una montaña bastante interesante que además está plagada de vías de escalada como pudimos ver en una guía que nos enseñó un francés. Al atardecer llegamos a la tienda a disfrutar de un remojo de pies en el lago y de una comida-cena que había hambre.

Más fotos en:

19 de agosto de 2013

Espolón este a la aguja Jolly del Midi D´Ossau.

Una semana libre nos dio para realizar un bonito viaje por los Pirineos franceses. Como empieza a ser habitual la organización del viaje la realizamos metidos en el coche al son de los acordes heavys. La intención era pasar los primeros días acampados en las cercanías del lago de Pombie así que dormiríamos la primera noche en el puerto del Portalet.

Midi

                A las 6.30 sonó el despertador, observando unas nubes altas momento en el cual nos dimos cuenta que ninguno había mirado el tiempo meteorológico. Al hacerlo nos dimos cuenta que daban malo para el día siguiente así que rehicimos los planes y subiríamos sólo un día que suponíamos que sería largo. Ángel, conocedor de las vías, nos convenció para hacer el espolón este de la aguja Jolly. Una vía de 400 metros abierta por los Ravier y el largo más difícil de 6b/6 a+. Bajamos hasta el parking de Anéou y empezamos a caminar por la bonita subida al refugio de Pombie, atravesando praderas con gran cantidad de vacas y ovejas en contraste con la vertiente con la parte española que no se ven muchos animales domésticos.
                En el collado del Soum de Pombie el aspecto del Midi es soberbio. Esta antigua chimenea volcánica, formada por magma solidificado, quedó a la vista al erosionarse el volcán y es una de las cimas más significativas de los Pirineos a pesar de no alcanzar los tresmil metros. La montaña está formada por varias puntas de roca oscura, compacta y vertical y sus dimensiones sólo se aprecian cuando ves a los escaladores metidos en la pared pareciendo puntitos diminutos.
                En el refugio dejamos una mochila y nos encaminamos a la vira de hierba del Pombie Souzon por la que asciendes hasta en comienzo del primer largo. Éste empieza por un pequeño desplome de V+ para ir despertando los brazos. 

1 largo
A continuación viene un diedro y al final de éste se monta reunión a su izquierda en un sitio no muy cómodo para tres. A éstas alturas nos queda claro que la vía tiene muy buena pinta vertical y compacta como nos habían prometido. El tercer largo es en travesía de adherencia y poco para manos, ideal para un ataque de alergia. 

3 largo
4 largo

Los dos largos siguientes son muy disfrutones y relajados para llegar al sexto que es el más complicado de la vía. Una fisura vertical y recta que se protege bien pero que hay que apretar de lo lindo y más en ese tipo de roca. Por cierto la vía tiene algún cordino y clavos pero muy antiguos así que hay que subir material hasta para reforzar las reuniones. A estas alturas del día el cielo azul nos había dejado y las nubes nos empezaban a envolver. En la travesía del siguiente largo incluso empezó a llover algo aunque por fortuna paró pero hizo que nos pusiésemos algo nerviosos. Los dos últimos largos son por chimeneas verticales que todavía guardan sorpresas y pasos apretones.

6 largo

Último largo

                Por fin llegamos a la brecha y de ahí a la cumbre es una corta trepada. Desde la aguja de Jolly miramos hacia arriba y nos damos cuenta de lo que queda a la cumbre principal. Hemos escalado nueve largos y todavía queda un montón a la cumbre. Tras las fotos de rigor hacia abajo.

Cumbre

                Si la subida fue vertical la bajada no se queda atras sobre todo teniendo en cuenta que salvo el rapel de la brecha la hicimos entera destrepando. Es una vira con mucho patio y donde algunos clavos, hitos y cordinos te indican el descenso y por supuesto no vale caerse.

                Con las últimas luces llegamos al refugio cenamos algo rápido con una cervecita y nos echaron porque se tenían que acostar. Esto es Francia.

https://picasaweb.google.com/lfran68/EspolonEsteMidiDOssau#

8 de julio de 2013

Por fin…… ¡vacaciones! Peñas del Prado y Vegacervera.

Por fin…… ¡vacaciones! Peñas del Prado y Vegacervera.
Pues eso, por fin llegaron las vacaciones y que mejor manera de empezarlas que en el monte. El objetivo era inicialmente la zona de Peña Ubiña y Peñas del Prado pero la lluvia nos hizo adelantar la llegada a León. Fue salir del túnel del Negrón y ver el sol y el cielo azul, tan escaso en el norte.
Las Peñas del Prado son un pequeño paraíso que descubrimos gracias al maravilloso libro de Adrados “Cordillera Cantábrica Escaladas selectas en roca”. Es la cuarta vez que aparecíamos por esas paredes y nos sigue maravillando este valle en el que destaca el embalse de Casares, la tranquilidad, las praderas con flores….
El primer día nos decantamos por la pared sur y escogimos la vía “Hogar del viento”. Solamente un coche había y era el del Greim así que íbamos tranquilos. La vía esta bien aunque hay algo de vegetación y los seguros son espits roñosos así que no nos fiamos mucho de ellos. Fueron 5 largos donde las dificultades mayores se concentran en los largos iniciales siendo de 6a máximo. Desde la cumbre disfrutamos de un tranquilo y solitario día donde destacaba las nieblas del norte y el azul del sur.
3 largo Hogar del viento
 Bajamos rapelando por la vía “Desgaste emocional” en cuatro rápeles y como nos gustó mucho la vía decidimos alargar el día. Estábamos de vacaciones y no había prisa. Después de comer- merendar algo y beber a las 7 nos metimos a escalar esta vía haciendo los dos primeros largos que nos resultaron muy bonitos. Los otros tres los dejamos para la próxima vez ya que el sonido de los murciélagos al sobrevolarnos indicaba que se estaba haciendo tarde. A las 10 de la noche llegábamos a la Cantina de Cubillas de Arbás a por la ansiada cervecita. Esa noche inauguramos un nuevo refugio de la”Red de Refugios de Altai” en unas praderas llenas de manzanilla.
Al día siguiente volvimos a las Peñas del Prado y esta vez fuimos a la pared suroeste a escalar “Cordillera exprés”. En el parking sólo el coche del Greim y el nuestro así que otro día de soledad garantizada como nos gusta. A las doce empezamos a escalar esta vía más dura que la del día anterior. No empezó bien la cosa y nos liamos un poco al principio yendo a una reunión de otra vía. Al empezar el tercer largo nos fijamos que la fisura de 6b tenía bastante hierba. La salida de la reunión estaba protegida por un parabolt del cual había volado la chapa. Con un apaño solucionamos el imprevisto ya que además el agarre al que había que llegar estaba ocupado por la correspondiente planta. Lo que ya no pudimos solucionar fue toda la vegetación de la fisura que impedía agarrarse a la misma así como asegurarse. 



2 largo de Cordillera express
Nos descolgamos de dos friends y les dijimos “en breve volvemos a por vosotros”. Nos pasamos a la vía “Historia Interminable”, vía que ya habíamos hecho y sigue siendo una de las más bonitas de la zona. Sin plantas y con una roca compacta hace que sea una escalada “de las que se recuerdan”.

4 largo Historia interminable

Foto según la "tradición"

Una vez en la cumbre nos acordamos de los dos friends que estaban “solos” en la fisura y rapelamos por la vía Cordillera exprés a su rescate. Nos dimos cuenta que la vía necesita algo de jardinería así que si alguien lo lee y se anima a ir que lo tenga en cuenta y además otro detalle que descubrimos en casa. El penúltimo largo, en el libro de Adrados, está catalogado de V+. Es un error ya que en la correcciones publicadas en su página http://www.infopicos.com/op2_selectas_modif_uno.asp?codigo=8 es de 6C/6c+. Cuidadín cuidadín.


Por la tarde se incorporó Álvaro y nos dio tiempo hacer los dos largos de la vía del Collado “Lago de luna”. El día lo finalizamos a las 10 de la noche en Cubillas de Arbás con una cervecita y vuelta a dormir al mismo sitio. Mucha cena y más vino hizo que alguno se despertara buscando un mastín.
Lago de Luna
El último día nos fuimos para Vegacervera y después de marear a Apa, un amigo leones, nos metimos en la vía “Levitación transcendental”, una compacta vía donde en algún paso buscas esa levitación que te haga subir. Son tres bellísimos largos con los seguros fijos justos pero que se protege bien. Esta vez acabamos pronto y a las tres estábamos en el coche donde ya apretaba el calor. Al lado teníamos una surgencia de agua donde metimos los maltrechos pies y alguno se baño entero para “alegría” de los que pasaban en coche y autobús.


1 largo de Levitación transendental
2 largo Levitación trancendental

Como dice la canción La Fuga “antes de marcharme ya quería volver”, pues ese es el sentimiento con el que se vuelve de estas paredes y estas noches durmiendo en el campo con amigos. Buenas escaladas, en valles y desfiladeros preciosos, y con buena compañía, ¿para qué más?



Más fotos en:

27 de abril de 2013


La Morra. Canal de Las Balas y Corredor Norte.
El fin de semana del 20 de abril vino precedido de buenos augurios climatológicos, así que nos decidimos a hacer algo de nieve, hielo o lo que nos deparase este año tan poco productivo. Año de mucha nieve y pocas posibilidades, un año estupendo para los palilleros, pero bastante aciago para los que no le damos a las tablas.
Tras dudar entre La Morra y el Friero, nos decidimos por la primera. Así haríamos también la Canal de las Balas, y además el Friero mantiene las condiciones durante más tiempo, lo que nos podría permitir acometer esta empresa más adelante.
A las 3:30 del sábado quedamos Luis y Goyo en Unquera y sobre las 5:30 comenzábamos la aproximación al refugio de Urriello desde Pandébano con la carga consabida: las cuerdas, unos tornillos, algunos  friends y fisureros... En fin, la clásica mochilada de invierno llena de cachivaches que  luego no sabes si vas a utilizar.
Bastante animación en el refugio, la mayoría esquiadores. Cada vez es más evidente la regresión del del alpinismo, alpinistas sólo nosotros y una cordada más que iría a la zona de Neverón de Urriello. Después de una  breve charla con Tomás, el guarda, un atracón de cena bien regado por un reserva del 2002 que nos ayudó a dormir como niños.
Es realmente cómodo tener la vía a pie de la cama, así que decidimos no madrugar mucho, el desayuno a las 7. Una vez pertrechados nos plantamos en unos minutos al pie de la Canal de las Balas. Nieve dura que nos permitía progresar perfectamente. Encontramos un resalte con una pequeña rimaya que no nos supuso ningún problema y en poco tiempo llegamos a lo alto del corredor, donde la falta de nieve hizo de los últimos metros un terreno mixto algo más delicado.

Espectáculo grandioso desde el collado y preciosa vista del corredor norte de La Morra, a donde nos dirigimos después de bajar las empinadas laderas que dan al Jou tras el Picu.

Una vez superado el cono de deyección del corredor, las condiciones siguen siendo buenas, así que llegamos hasta un primer bloque muy enterrado de nieve que superamos por la derecha fácilmente.
La ascensión nos planta delante de un espolón rocoso con una fina capa de nieve-hielo que pasamos por la derecha y luego nos obliga a hacer una pequeña travesía en mixto hacia la izquierda que nos exige mucha atención.


El corredor se encajona más y nos enfrenta al último y más delicado paso de la escalada. Valoramos sacar la cuerda, pero finalmente se impone el estilo Felices y allí vamos. Ayudándonos del delicado verglás, la nieve poco consistente de la salida y la roca limpia que te permite apoyar las manos logramos superarlo sin más problemas, y a partir de aquí ya es un paseo que nos deja en el collado.
 Vistas preciosas para todos los lados, merece la pena haber subido hasta aquí. 100 metros más de roca vertical pero fácil nos lleva hasta la aérea cumbre de La Morra. Ya sólo nos queda bajar por la Canal de Lebaniegos llenos de buenas sensaciones. 

Más fotos en:
 https://picasaweb.google.com/lfran68/LaMorraCanalDeLasBalasYCorredorNorte

29 de enero de 2013

Valdecebollas




Esta son las condiciones de Valdecebollas del lunes 28 de enero. 

7 de enero de 2013

Peña Santa (2.596m). Norte Directa

Ver página de Altai

http://www.gmaltai.com/index.php?option=com_content&view=frontpage&Itemid=1

Peña Prieta. Vía de los santanderinos


Son muchas las ganas de darle a los piolets y pasar un poco de frío y miedo, así que Luis y Goyo nos presentamos el 27 de diciembre en San Glorio por la tarde con la intención de pernoctar por allí y subir al día siguiente a Peña Prieta por el corredor Central si reunía las condiciones precisas.

Disfrutamos de una noche fría y estrellada llena de luna, y para combatir el frío nada mejor que un poco de vino. Casualmente, en esta ocasión subimos una botella por barba: rosado navarro y crianza Rioja. Entre la cena y la cháchara acostumbrada sobre la crisis, los políticos y los recortes se nos acabaron las dos botellas, así que a la cama como dos niños recién bañados.

A las 6:30 los efectos del vino opusieron una lucha feroz, pero conseguimos levantarnos y preparar la mochila con las cuerdas, unos tornillos y unos friends, material que como suele ser habitual no sacaremos hasta llegar a casa.Hicimos una aproximación envueltos en una ligera niebla que desapareció tras ganar un poco de altura. La imagen de Peña Prieta se nos presentó con muchas zonas negras que evidenciaban la falta de nieve.



Cara norte de Peña Prieta
Llegados a la base de la misma observamos que había poco formado. La cascada de entrada a la Canal Central presentaba muy poco hielo y de muy escasa consistencia. Quizá sería posible subir, pero arriesgando demasiado.
Entrada Corredor Central













Así que nos dirigimos por la izquierda hacia el corredor sencillo y evidente que engancha con la arista este, pero encontramos antes una entrada que flanqueaba un desplome imposible de salvar y que posiblemente nos permitiría continuar la ascensión de alguna manera.

Nos metimos en ella, y a continuación un paso delicado en mixto nos colocó en una canal evidente que finalizaba en una cascada inconsistente.

Flanqueo de entrada al corredor
De nuevo hacia la izquierda, hacia un encajonamiento bastante empinado y aéreo que nos llevó a una travesía que de nuevo nos situó en otro corredor que nos llevó a un resalte más complicado, y otro más que, aunque también aéreo, no ofreció grandes dificultades.

Encajonamiento





Resalte

Travesía delicada

De aquí a la cima encontramos unas huellas que en un momento dado se dieron la vuelta. Continuamos por terreno mixto poco evidente, a veces delicado, unas cuantas viras a izquierda y derecha y finalmente salimos a los últimos campos de nieve que, entre que esta estaba muy blanda y el viento arreció de lo lindo, nos supuso un gran esfuerzo.





Cumbre


Después de la foto de cumbre, el trayecto siempre preocupante de nieve muy dura hacia el Tres Provincias con el viento azotándonos de manera inmisericorde. Una verdadera tortura llegar hasta el Cubil de Can, donde nos pusimos a comer algo en la parte norte intentando evitar el vendaval que venía del sur.







Ya en casa y mirando los croquis dedujimos que la ascensión transcurrió en su mayor parte por la Vía de los Santanderinos.

La verdad es que fue una bonita actividad, pero la recordaremos por la fuerza del viento y la imposibilidad de protegerse del mismo una vez hecha la cumbre.

Más fotos en:

https://picasaweb.google.com/lfran68/PenaPrietaViaDeLosSantanderinos#