9 de noviembre de 2009

SEMANA DE LA MONTAÑA 2009

Hoy comienza la XI Semana de la Montaña de Torrelavega. Este es el programa que hemos organizado.



24 de octubre de 2009

Madejuno-Tiro Llago (13-09-09)

Por petición de algunos miembros de Altai pongo mi descripción de la arista Madejuno-Tiro Llago, que ya colgué en el foropicos hace algo más de un mes.

En esta ocasión me fui con Javi, Ferdy y David, ellos habían hecho un intento a la arista hace un mes, pero tuvieron que abandonar a mitad de camino viendo que el tiempo se les echaba encima y las nubes lo iban cubriendo todo. Este domingo daban buen tiempo y nos plantamos en un momento en la Horcada de Casares.

Decidimos formar dos cordadas: Javi y Ferdy subieron por la vira Diagonal con vistas hacia C.Verónica, mientras que David y yo nos encaminamos hacia la trepada del diedro-chimenea que está por encima de la Horcada de Casares. Después nos juntaríamos arriba para ir más o menos al unísono.

1. Estamos ya frente a la Horcada de Casares

2. Chimenea de III grado

Ya arriba nos ponemos el arnés y nos preparamos para recorrer la arista. Después de la primera brecha, que coincide con la subida de la diagonal, la cosa se pone interesante, con tramos afilados, hasta que llegamos al primer rápel. Es muy vertical, y de unos 20 metros.

3. Javi en la arista hacia el primer rápel

4. Primer rápel, unos 20 metros

5. Caminando hacia la chimenea de –IV

Seguimos por la arista hasta encontrarnos con el gendarme amarillo, que es el paso clave de la vía, hay que subir por la canal de la derecha y trepar una corta chimenea con un paso de –IV, protegido por un clavo. Superado el paso se trepa hasta la reunión unos metros más arriba.

En esta zona hay bastante piedra suelta y cuando estaba Javi en la chimenea se le vienen encima un montón de piedras que le golpean en los brazos y la cabeza, quedando un poco tocado y mareado. Al final consigue subir y rapelar hacia el siguiente collado, más bien hacia una vira que en diagonal lleva por debajo de varios gendarmes hacia el pedrero por el que luego ascenderemos de nuevo hacia la arista. Pero al terminar el rápel Javi pisa mal, se fastidia el tobillo y no puede continuar. Aquí Ferdy decide acompañar a Javi poco a poco para abajo y nos animan a David y a mí a que continuemos.

6. David en el 2º rápel, de 30 metros

7. Aquí nos separamos, ellos vuelven por Casares

Antes de seguir, deciros que este rápel es de 30 metros, pero no es necesario bajarlo hasta abajo, cinco metros antes del final hay una vira de escapatoria por la que se puede continuar.

Desde aquí al Tiro Llago la dificultad es menor. Hay unas trepadas de III en buena roca algo delicadas antes de llegar a la antecima de la punta Este, donde nos encontraremos con otro corto muro vertical de 5 metros ante de llegar a la primera de las cumbres de Tiro Llago.

8. Nosotros volvemos a la arista, vemos lo dejado atrás

9. Murete de 5 metros para llegar a la cima Este de Tiro Llago

Aquí hay que volver a sacar la cuerda para un pequeño rápel de unos 8 ó 10 metros para llegar al collado intermedio entre las dos cimas. El ataque a la cumbre principal lo hacemos por la izquierda, metiéndonos en llambrías muy inclinadas que enseguida nos llevan a la cumbre.

10. Último y corto rápel entre las dos cimas de Tiro Llago

11. Trepada a la cima principal

12. En la cumbre

Es hora de comer algo, descansamos unos minutos y nos vamos rápido para abajo, para no hacer esperar mucho a nuestros compañeros que llegarán bastante antes que nosotros al Cable.

13. Para los que quieran continuar

14. Puerta de salida hacia Cabaña Verónica

15. Parte de la Arista desde la senda hacia C.Verónica

Ha sido una actividad gratificante, de esas que no importa repetir, así que volveremos para que Javi y Ferdy la completen. Espero que os guste. Un saludo.

21 de octubre de 2009

VERDILLUENGA, TORRE DE LOS CABRONES, TIRO DE LA LLERA Y PIEDRALUENGA (17-10-09)

A TENER EN CUENTA: Para llegar a la vega de Aliseda hay que atravesar un enorme laberinto de piedra en el que es difícil orientarse con perfecta visibilidad, en caso de niebla o poca visibilidad desaconsejamos esta actividad por el riesgo enorme de poder perder el itinerario.

Comenzamos a patear un poco antes de las 9:00, llegando de nuevo al aparcamiento del lago La Ercina a las 19:00, en total 10 horas de marcha.
Rodeamos el lago por la derecha hasta el otro extremo, donde comienza un sendero bien marcado que asciende a la Majada de la Canaleta, donde existe una cabaña y buena sombra.

El camino hace un giro a la izquierda y remonta hasta la Vega el Texu, poco a poco vamos ganando altura. En breve llegamos a la Vega el Paré, enorme praderío cómodo y llano. Tan llano, que tiende a encharcarse, y de ahí le viene el nombre: las Tremas. Se bordea por la derecha y por terreno bien marcado remontamos hasta la Majada de Toyeyu. (Adrados escribe Tolleyu, pero F. Ballesteros insiste en que es To-ye-yu, y no Tolleyu, porque el nombre le viene de su emplazamiento, en un Toyo pequeño).

Cuidado en la Vega la Paré porque se ve al final de la Vega una collada de hierba que se abre justo a nuestro frente que da paso a la Vega Ceñal, pero no es el camino que debemos seguir. Por este camino continuamos hace un par de años cuando subimos a la Robliza y es un rompepiernas.

Después de la majada Toyeyu se pierde la senda al pasar las cabañas, a partir de aquí nos adentramos en las camperas de Jaces. Nos vamos adentrando en un laberinto de roca y piedras salpicado de camperas y pequeños prados, por una senda a veces marcada con jitos y a veces reconocible por estar pisada por el ganado. La subida es constante pero no muy fuerte y poco a poco nos aproxima a la Vega de Aliseda. Vamos siguiendo los jitos que están salpicados por todo el recorrido y que a veces se hacen difícil distinguir en el mar de piedras.

Poco después de empezar a subir unos metros por el cauce de un regato encontramos un abrevadero de ganado a la izquierda. Y una media hora después otro muy similar. Luego ascendemos hasta seguir por un corte que se ve de frente, es lo que se conoce por “Las carreteras” y que culmina en una collada. Desde aquí bajamos un poco hasta el fondo y seguimos a la derecha por la línea de jitos hasta lo alto de otra collada. Un poco más adelante nos encontramos con la bajada bien marcada que nos lleva a la Vega de Aliseda.

Desde aquí salen varios senderos jitados, hacia la Boca del Joon, hacia Ario, hacia la Jorcada Blanca…, cogemos esta última línea de jitos que pasa en breve junto a una estaca medidora de nieve y enseguida empezamos a remontar lo más derecho posible hacia el Collado los Tiros, primero por terreno muy kárstico y luego por fuertes pendientes de hierba. Aquí dejamos la mochila porque tenemos cerca la primera cumbre del día: la Verdilluenga (2.129). Se trepa por una canaleta en la que hay que apoyar las manos para hacer cumbre, pero es fácil. De nuevo volvemos al collado y decidimos hacer todas las cumbres que continúan en el cordal, primero la Punta Gregoriana y después las tres cimas de los Cabrones o Torre Blanca (2.290), se van haciendo perdiendo poco desnivel entre unas y otras.

Ahora dejamos la Robliza para otra ocasión y seguimos hacia la Torre de la Llera (2.289) a la que nos aupamos a través de una canaleta que tiene un corto paso de –III, no es difícil pero puede echar para atrás a más de uno. Y para terminar la jornada nos encaminamos hacia la cima principal de Piedra Luenga (2.295) que se hace con facilidad, sin necesidad de apoyar las manos.

Volvemos a la Horcada Miguel y recogemos las mochilas. Para el regreso optamos por la variante que supone bajar por el Jou de la Capilla y traspasar la Jorcada Blanca para ir en búsqueda de la fuente de la Vega de Aliseda. Desde allí sólo quedaba deshacer el camino de la mañana.

Actividad realizada por Javi y Andoni. Espero que os guste. Ahí van unas fotos.

1. Fuente de la majada Toyeyu

2. Las Carreteras, camino de Aliseda

3. Nuestros objetivos al frente

4. Vega de Aliseda y su fuente

5. Cumbre de la Verdilluenga desde el collado los Tiros

6. Trepada a la cumbre

7. Vista hacia La Robliza
9. Lo más alto del Occidental

10. Desde las Torres de los Cabrones

11. Nuestros próximos objetivos

12. Buzón de la cumbre

13. Torre de la Llera, desde la Horcada Miguel

14. Trepada a esta cumbre, un paso de -III

15. En la cima

16. En la cima principal de Piedra Luenga

17. La Jorcada Blanca, nuestro itinerario de regreso

28 de agosto de 2009

Alpes 2009

Cervino y Mont Pelvoux.

El pasado mes de agosto Luis y Raúl estuvieron por los Alpes ascendiendo varias cumbres, entre ellas el Mont Pelvoux y el Cervino.

Esta es la crónica redactada por Raúl que resume estas jornadas alpinas estivales.

Después del típico viaje coñazo, con peajes y más peajes y kilómetros y más kilómetros, llegamos a nuestro primer objetivo, el Macizo de los Ecrins. Nos instalamos cómodamente en el camping municipal de Ailefroide, un sitio muy recomendable para pasar unos días ya que te da la oportunidad de hacer algún cuatro mil o de escalar en roca, saliendo con el arnés puesto de la tienda de campaña, vías de varios largos o de deportiva.
Nuestro objetivo para calentar motores era el Mont Pelvoux, de 3.970 metros. No es un cuatro mil pero se le acerca mucho y allí íbamos a poder gozar de un poco de tranquilidad alejados de multitudes. Con la “gran” información que teníamos (el mapa y un video que había visto en Internet Luis), nuestra intención era subir por el corredor Colridge, de 50º más o menos y aparentemente facilito. Así que al día siguiente, con un mochilón de esos que te quitan la afición por la montaña, subimos para el refugio que como es habitual no íbamos a usar ya que queríamos vivaquear (la previsión meteorológica era muy buena). 1.300 metros de desnivel nos separaban de él, así que como siempre, paciencia y para arriba.
Cuando llegamos preguntamos al guarda como estaba de condiciones el corredor y que por donde se bajaba mejor. Nos dijo que el corredor estaba bien, pero que madrugando y ojito con las piedras. Respecto a la bajada nos indicó una zona que según él era facilita y que con las manos en los bolsillos se bajaba sin problemas.
A la mañana siguiente, a la 4:30 de la mañana, nos pusimos en marcha como siempre más tarde que los franceses a los que es imposible ganar madrugando. Poco después del amanecer ya estábamos al pie del corredor que no aparentaba mucha dificultad, así que fuimos para arriba, ya sabéis, pim, pam, pim, pam hasta que se acabo la nieve y llegamos a un pedrero bastante feo e incómodo que nos llevó hasta la salida del corredor. Durante la ascensión los de arriba nos lanzaron un par de piedras de las que el casco no sirve para nada. De allí a la cumbre nos llevó 20 minutos, en donde estuvimos casi una hora gozando de las vistas, el sol y la soledad de la montaña. En total 5 horas hasta cumbre y el corredor bastante fácil en el que ni siquiera sacamos la cuerda.
Para bajar, hicimos caso al guarda del refugio y bajamos por las rocas rojas. Nos acordamos de toda su familia y de sus manos en los bolsillos. Al principio no fue mal, pero después una tortura de bajada por llambrias y destrepes por zonas con pocos hitos que salvamos de milagro. Pero bueno, al final acabamos sin contratiempos, llegamos al refugio de nuevo, echamos la siesta, cogimos el mochilón y para abajo. Mis botas de plástico comenzaron a romperse y milagrosamente llegaron vivas hasta Ailefroide.
Al día siguiente estábamos muy cansados (maldito mochilón) y mis botas no daban garantía para nuestro siguiente objetivo, ascender la pala norte de la Barre des Ecrins (4.105 metros), así que dedicamos el día a descansar, comer y escalar unas viucas de deportiva. Y al día siguiente, domingo, carretera para Cervinia.
Decidimos terminar la aclimatación en el Breithorn (4.105 metros), ya en Cervinia. Es un cuatro mil facilito en el que mis botas, con un poco de cinta americana, podrían aguantar bien. El lunes 17 a las 7:30 de la mañana cogimos el teleférico hasta el Plateau Rouse, a 3.500 metros, en donde nos deja con un montón de palilleros que van a esquiar en la estación. Que envidia…….. Pero bueno, después de darnos un rule por toda la estación porque nos dejamos el mapa en el coche llegamos a las cumbres occidental y realizamos la arista a la cumbre central en donde estuvimos un buen rato aclimatando. A la bajada la estación de esquí ya había cerrado y la gente de dedicaba a tomar el sol como en la playa, biquinis incluidos. No dábamos crédito a los que estábamos viendo nosotros tapándonos para evitar el sol y ellos friéndose a las dos de la tarde a 3.500 metros y en agosto. Ser dermatólogo en Italia debe ser un gran negocio.
Y al fin llego el gran día. Con una previsión meteorológica buenísima cogimos camino del Cervino, nuestro gran objetivo. Después de pensar en cuantos días lo haríamos si dos o tres, nos decantamos por subir y bajar en dos días. Sabiendo que el segundo iba a ser “un gran día”. El primer día llegaríamos hasta el refugio Carrel, a 3800 metros y colgado en mitad de la arista. Nos esperaban 1800 metros de desnivel. Habíamos aligerado la mochila a tope, sin saco de dormir y racionando la comida porque había que subir agua para dos días. La primera parte, hasta el refugio de los Abruzzos (2.900 metros) transcurre por una pista aburrida. A partir de aquí, comienza un sendero muy marcado hasta la Tete de Lion, a 3.500 metros. Un poco antes de él se encuentra el último punto donde se puede coger agua. En el collado de Tete de Lion comienza la arista propiamente dicha. La primera parte es facilita, con alguna trepadilla, pero sin problemas. A 3700 comienzan un poco las dificultades, con algún paso equipado con cuerdas fijas. Nos encontramos con un muro de 15 metros vertical equipado con cuerdas fijas y estribos, así que lo superamos sin problemas, eso si, tirando de brazos como campeones.
A mediodía llegamos al refugio, que no estaba mal, con unas 40 plazas. Según fue transcurriendo la tarde empezó a llegar gente y más gente, así que tomamos posiciones en una litera y no nos movimos hasta el día siguiente, por si nos quitaban el sitio. La gente acabó durmiendo en la calle. Fue una noche un poco agobiante, pero ya se sabe que en estas ocasiones, paciencia.
Al día siguiente la gente empezó a moverse muy pronto, a las 12 de la noche. Nosotros, sin embargo, esperamos a que aclarase un poco el día para ver por donde subíamos y para evitar el mogollón de gente. Y fue un acierto. A las 5:30 de la mañana, salimos del refugio y casi no encontramos gente hasta la última parte. La temperatura era estupenda, no hizo falta usar los guantes, y el día radiante.
La subida hasta la cumbre se resume pim, pam, pim, pam pa’rriba. Cuerda fija para arriba, cadena para arriba y trepa que te trepa. La subida está bastante marcada, aunque hay que tener un poco de ojo para orientarse bien. El paso más difícil está a 4.300 metros, en la escala de Jordan, una escalera colgante, pero una vez que te pones a subirla no es para tanto, siempre que no mires hacia abajo. Hicimos toda la subida con la cuerda en la mochila, pero en ningún momento pasamos apuros. Eso si, hay que ir bien aclimatado y con agilidad en el arte de trepar porque un patinazo o un despiste y te recogen a pedazos dos mil metros más abajo. En esta montaña es importante ir rápido siempre que las condiciones lo permitan. También hay que ir atento al adelantar una cordada por si se caen te arrastran en su caída.
La llegada a la cumbre fue un poco rara. Estaba atestada de gente y tuvimos que esperar un momento a que se fuese alguien para poder sentarnos y comernos una barra de fuet. Para pasar a la cumbre suiza había mucha gente, con las cuerdas, crampones y haciendo malabarismos para no tirarse unos a otros por la cara norte, así que nos quedamos en la cumbre italiana para no tentar a la suerte.
Y la bajada, un poco agobiante, había más gente que nos ralentizaron, hicimos tres rápeles y el resto pim, pam, pim, pam pa’bajo y destrepa que te destrepa. Como en la subida, hay que estar ágil destrepando y no mirar mucho para abajo. La verdad es que en ningún momento tuvimos sensación de peligro por la caída de piedras. Tardamos los mismo en subir que en bajar, 5 horas. A las 15:30 estábamos otra vez en el refugio, comimos un poco y seguimos camino para abajo, con ganas de llegar al coche.
En la bajada, ya cerca de Cervinia tuvimos oportunidad de comprobar porqué este pico es tan peligroso y hay tantos accidentes. A parte de porque va mucha gente los cambios de tiempo son muy repentinos. En menos de media hora se preparó una tormenta impresionante de granizo y truenos que menos mal que encontramos un saliente de roca. Por cierto nos tuvimos que pegar con una cabra que también encontró refugio en el saliente. Después paró y volvió a salir el sol. Si eso te coge arriba, puedes tener un problema ...
En fin, que a las 8 de la tarde estábamos en el coche después de 15 horas de actividad, más contentos que unas castañuelas, con el trabajo hecho y menos cansado que el día del Pelvoux. Sólo nos quedaba celebrarlo esa noche en el camping con pimientos rellenos de lata, pure de patata y una botella de vino que nos hizo ir a gatas al saco.

Raúl Guerra
Socio y Vocal del Grupo de Montaña ALTAI

Más fotos:

14 de agosto de 2009

X Aniversario del ALTAI

En nuestra web podrás conocer el programa completo de las actividades que este año tenemos pensadas para festejar nuestro 10º aniversario.


Anímate y celebra con nosotros nuestro décimo cumpleaños.


8 de agosto de 2009

Recuevas 2009

El Grupo de Montaña Altai celebra su décimo aniversario y por ello se están realizando las siguientes actividades:
Las 10 cumbres más altas de Cantabria en el día.
Escalar 10 vías clásicas de Cantabria, que por votación, salieron las siguientes:
Sur del Valdecoro
Arista de El Jisu
Pilar de la Hermida
Sur de Horcados Rojos
Capricho a la Aguja de la Canalona
Madejuno-Tiro Llago
Las Placas de Peña Olvidada
Espolón de los Franceses a Peña Vieja
Espolón del Agero
Pilar de Nazaret a la Torre de las Coteras Rojas

Recuevas 2009:

Sábado 5 de Septiembre:
11:30 h. punto de encuentro en el parking de Recuevas (Gama)
12:00 h. salida.
19:00 h. final.
Para éste día está programado una convivencia para todo el que quiera conocer y practicar la escalada, la organización asegurará a todo el que quiera, se les dejará el material, excepto los pies de gato.
Especialmente están invitados todos los federados por el Grupo de Montaña Altai.

Domingo 6 de Septiembre:
9,00 h. punto de encuentro en el parking de Recuevas (Gama)
MARATÓN 8 HORAS
El maratón consiste en hacer el mayor número de vías posibles en un día desde las 10:00 h. hasta las 18:00 h. Las cordadas estarán formadas por 2 escaladores/as. No se valora la escalada a vista ni el número de pegues que necesites para encadenar las vías. Se da una hoja con las vías según el grado y un cuadro para que apuntes las vías encadenadas.
Importante: La vía encadenada es válida únicamente si se llega al descuelgue empleando las manos y los pies sobre agarres o apoyos naturales, el material se usa sólo como medio de protección.
No existen árbitros ni jueces.
Esta prueba no pretende ser una carrera por las paredes de Recuevas, si no, más bien, una reunión de escaladores a los que les guste escalar en este lugar y hacerlo durante todo un día.
Por esta razón y por el X Aniversario del Grupo de Montaña Altai se organiza esta actividad.
Además y como muchos sabréis, esto implica ciertos riesgos añadidos.A la vez, pedimos a todos los participantes el estricto cumplimiento de las normas, precaución en vuestros movimientos y respetar a los demás escaladores que no participen.

MATERIAL DE ESCALADA
Para la progresión y aseguramientos de los escaladores serán necesarios los siguientes materiales:
- Cuerda dinámica mínimo 50 metros
- Cintas express mínimo 10 cintas
- Un arnés por escalador
- Asegurador autofrenado (grigri o similar) mínimo 1 por cordada.
- Casco (recomendable)
- Pies de gato
Todo el material, croquis, bolígrafo, comida y agua va por cuenta de los escaladores.

INSCRIPCIONES
Las inscripciones se cerrarán a las 20 h. del Viernes 4 de Septiembre.
Tramitar la inscripción en la tienda de montaña K2 Aventura.

CUOTA
La inscripción es gratuita, se pondrán a la venta las camisetas conmemorativas del X Aniversario del Grupo de Montaña Altai a un precio de 8 €.


NORMAS
Es necesario estar en posesión de la tarjeta federativa de 2009.
La participación de los menores de edad será posible únicamente previa autorización escrita, paterna o tutora, presentada en persona por el responsable y se les incluye en una cordada.
En cada vía se pondrán todos los seguros, prohibido saltarse chapas.
No se permite cambiar de compañero/a durante el Maratón.
No puntuará la repetición de vías.
Cada participante ha de firmar el documento de la aceptación de responsabilidades antes del inicio del maratón.
El incumplimiento de estas normas conllevará sanciones en puntos e incluso la descalificación total en el maratón.

CLAUSURA
Se dará por finalizada a las 19:00 h. en el parking con un sorteo de material entre todos los participantes.

2 de agosto de 2009

Crónica del reto de las 10 cumbres.

El 25 de julio fue el escogido para realizar “el reto de las 10 cumbres” después de haber tenido que aplazarlo 15 días. Consistía en ascender a las 10 cumbres más altas de Cantabria en el día. Nos animamos a participar Jesús, Chechu, Raúl, Miguel y Luís.

El viernes subimos en el último teleférico a dormir al refugio de la estación superior. La llegada al refugio fue un poco surrealista. Un extranjero nos saluda y acto seguido nos pide papel higiénico. Tiene problemas intestinales y su amigo tiene el tan anhelado papel pero se encuentra perdido por la niebla en los Picos. Nos dice que, junto con el papel higiénico, lleva la tienda así que no nos preocupamos mucho.

Al día siguiente nos despertamos a las 4 de la mañana y sorpresa, está lloviendo. Entre el sueño y la noticia nos quedamos un poco confusos pero decidimos salir lloviendo.

A las 4,30 salimos hacia el collado de la Canalona. En la Vueltona desaparece la lluvia y aparecen las estrellas. Ya en el Collado vemos un impresionante mar de nubes y subimos a Peña Vieja donde seguimos deleitándonos con el amanecer.


Cumbre de Peña Vieja 6:42


Bajamos a las Coteras Rojas y ya nos dan los primeros rayos del sol. Nos hemos hinchado hacer fotos y comentamos que a ese ritmo no acabamos ni en cuatro días. El siguiente pico es Tiro Navarro al que subimos por una canal sin tener que perder mucha altura. En la cima nos retorna la eterna duda si es la cima más alta o es la que está más al sur. Decidimos no quedarnos con las dudas y nos subimos a las tres cumbres de Tiro Navarro. No salimos de la duda ya que las dos cumbres, norte y sur, tienen una altura muy parecida lo que si nos parece es que la central es más baja.

Trepando a la cumbre Sur de Tiro Navarro

El pico Santa Ana es el siguiente aunque también nos subimos a las dos cumbres; occidental y oriental.

Cumbre del Pico Santa Ana

Atravesamos hacia la Torre de Horcados Rojos y desde la cumbre empezamos a ver la afluencia de montañeros de los primeros teleféricos. En el collado de Horcados Rojos nos encontramos con la gente de la “Depor” que están realizando la interprovincial y con David, Javi y Mónica, de Altai, que van a escalar el “espolón rojizo”. Charlamos un buen rato con ellos y seguimos en dirección al Pico Tesorero. Por la subida y en la cumbre, nos vamos encontrando con más gente “Depor” con los que charlamos un rato.

Desde el Tesorero atravesamos hacía la Collada Blanca. Una travesía que en invierno es cómoda pero en verano es más dura por el estado de las rocas. Asados llegamos a la cumbre de Torre Blanca donde escuchamos a unos “geógrafos” una curiosa explicación de por qué los cántabros consideran a Peña Vieja la más alta y no Torre Blanca. Les dejamos con sus problemas de mugas y salimos hacia Tiro Llago. Este pico junto con Madejuno son los que más problemas pueden dar ya que hay que treparlos.


Trepada a Tiro Llago


Desde la cumbre de Tiro Llago vemos a una cordada que vienen por la arista pero nosotros destrepamos la subida y pasamos por debajo de la arista, hacia la subida normal de Madejuno. Aquí concluimos la subida a las 9 cumbres y destrepamos en dirección al teleférico.

Cumbre de Madejuno

Inocentes de nosotros no contábamos con la cola del teleférico. Nos dan número, del 161-165. Nos vamos a la cafetería ahogar penas. Después de hora y pico llegamos al coche. Nos lavamos, cambiamos de ropa, hablamos con algunos amiguetes que nos encontramos, comemos algo y otra vez para arriba. Era como si empezase otro día.

Subiendo a Peña Prieta

A las 8 de la tarde llegamos al puerto de San Glorio y a los minutos salíamos con el mochilón hacia Peña Prieta. ¡Qué lejos está ¡ es el comentario que más hacemos. Una pena que ya íbamos mal de tiempo y que la amenaza de la noche está demasiado cerca, ya que el atardecer era espectacular. Realmente habíamos escogido uno de los mejores días del verano para realizar esta actividad. En el Alto de Cubil del Can el viento era muy fuerte. Toca abrigarse y buscar las linternas. A las 11,20 concluíamos el día en la cumbre de Peña Prieta, con un viento bastante fuerte y otra sorpresa. Nos tocaba compartir vivac con una manada de cabras y dos mastines. Los cruces de miradas cabra-humano, mastín- humano y mastín-cabra se hacían la misma pregunta ¿qué coño hacen estos aquí?

Cumbre de Peña Prieta 11:28

Los desniveles acumulados, según el altímetro, daban los siguientes datos: 3215 metros subidos, 2320 bajados y 16 horas de actividad. Desde el principio el planteamiento de la actividad era hacerla andando y disfrutando, sin ninguna intención de batir ningún record. No teníamos ninguna referencia de otros montañeros que lo hubieran hecho antes ni que desnivel tendríamos que hacer. Todo pura sorpresa.

Más fotos en:

http://picasaweb.google.es/lfran68/RetoDeLas10Cumbres#